• Se priorizarán las áreas con mayor incidencia, como San Pedro Sula, Choloma, Villanueva, Choluteca, San Manuel , El Progreso, Distrito Central y Pespire.

Tegucigalpa, 2 de febrero. El Consejo Nacional de Defensa y Seguridad dio instrucciones hoy para que las fuerzas del orden ejecuten operativos en todo el país para eliminar los criaderos del zancudo transmisor del zika e implementar una campaña de concienciación, así como mantener una supervisión y vigilancia continua para evitar la propagación del virus de esa enfermedad.

 

La reunión del Consejo Nacional de Defensa se llevó a cabo en el Salón Constitucional del Palacio José Cecilio del Valle y contó con la participación de los presidentes de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, Juan Orlando Hernández, Mauricio Oliva y Jorge Rivera Avilés, respectivamente.

Además, estuvieron presentes el titular de Seguridad, Julián Pacheco; el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general Francisco Isaías Álvarez; el fiscal general, Óscar Chinchilla, y la ministra de Salud, Yolani Batres.

Asimismo, la representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Ana Treasure; el titular de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), Lisandro Rosales, y la rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos, con especialistas de esa institución.

DEFENS2

El zika puede tener implicaciones graves en la salud de los seres humanos al ocasionar microcefalia o malformaciones a los recién nacidos y el síndrome de Guilliain-Barré que provoca parálisis severas que pueden ocasionar hasta la muerte a causa de un paro respiratorio.

Evitar propagación

Al concluir la reunión el jefe del Estado Mayor informó que el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad determinó establecer un plan de acción a nivel nacional, priorizando las zonas con mayor incidencia, que son San Pedro Sula, Choloma, Villanueva, San Manuel, Choluteca, El Progreso, Distrito Central y Pespire, lo que demuestra que las zonas con temperaturas más altas son las más vulnerables a la propagación.

Álvarez detalló que, considerando que el zancudo transmisor del zika, el aedes aegypti, está presente a nivel nacional, las acciones también se llevarán a cabo en el resto del país a fin de eliminar los criaderos en el menor tiempo posible y tener una rápida reducción de incidencia en todo el país.

De la misma manera se hará una campaña de concienciación masiva a nivel de medios de comunicación, iglesias, universidades y centros educativos, entre otros sectores de la sociedad que congreguen una gran cantidad de personas, indicó.

Las acciones de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA) serán coordinadas en conjunto con la Secretaría de Salud a fin de evitar una propagación masiva del virus del zika y garantizar la prevención y tratamiento de la enfermedad y sus complicaciones.

DEFENS3

Además, las acciones serán respaldadas por el comité científico de diagnóstico y epidemiología de la UNAH, por lo que la rectora Julieta Castellanos ya giró instrucciones a todos los centros regionales para que se unan a los esfuerzos liderados por el Gobierno a través de la Secretaría de Salud.

"Este es un problema que nos atañe a todos los hondureños y la respuesta está en cada uno de nuestro hogares; hago un llamado para que cada uno de los miembros de la sociedad nos unamos en este esfuerzo, porque si juntos lo hacemos vamos a ser un país que va a liderar una respuesta como nunca antes se ha visto a nivel de Latinoamérica", expresó Manuel Sierra, en representación de la UNAH.

Acciones

Desde el 16 de diciembre pasado, cuando se presentó el primer caso de zika en Honduras, la incidencia de la enfermedad ha ido en incremento hasta llegar 3036 personas afectadas hasta la fecha.

Para evitar que la enfermedad se vuelva una epidemia a nivel nacional, el presidente Hernández decretó el lunes emergencia sanitaria por el virus del zika.

El gobernante activó el sistema de emergencia en el marco del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER) con el objetivo de que todas las instituciones del Gobierno, municipalidades, empresa privada y sociedad civil organizada articulen esfuerzos para evitar la proliferación del vector y la propagación del virus.

En este contexto el mandatario hondureño ya se reunió con todos los alcaldes del país, iglesias, operadoras de telefonía celular, Cruz Roja, academia, medios de comunicación y empresa privada, entre otros sectores de la sociedad que ya se comprometieron a ser parte de las acciones contra esta enfermedad que amenaza la salud de la población a nivel mundial.