Coordinador General de Gobierno:  “Hemos avanzado bastante, pero no debemos dormirnos en nuestros laureles”

Tegucigalpa, 7 de septiembre.- A pesar de los importantes avances que el Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández ha obtenido en casi cuatro años de gestión, tanto en lo económico, como en lo social y en el fortalecimiento de las instituciones, todavía queda mucho por hacer, principalmente para poder romper esa dura estructura social que se llama desempleo y reducir significativamente la pobreza extrema.

Así lo manifestó el secretario coordinador general de Gobierno, Jorge Ramón Hernández Alcerro, en la ceremonia de izada de la Bandera Nacional, que se llevó a cabo este jueves en las instalaciones de la Secretaría de Estado que rectora, durante la que además exaltó la importancia de rendir tributo a la Patria, con motivo del 196 aniversario de independencia, “sobre todo cuando la nación vive momentos determinantes para su futuro inmediato”.

Al acto asistieron los altos funcionarios de la Secretaría de Coordinación General de Gobierno, así como empleados e invitados especiales y la presencia de caballeros cadetes de la Academia Militar General Francisco Morazán, que se hicieron cargo del izamiento del Pabellón Nacional, y la Banda de los Supremos Poderes, que interpretó la notas del Himno Nacional.

En sus palabras alusivas, el coordinador general de Gobierno refirió que en aproximadamente cuatro años Honduras, conmemorará el segundo centenario de su Independencia nacional, por lo que de aquí para adelante cada fiesta patria debe servir para reflexionar sobre “de dónde venimos, cómo conformamos la nacionalidad y sobre qué cosas nos quedan por hacer y cuáles deben ser las metas para celebrar ese bicentenario”.

Hernández Alcerro puntualizó que en estos últimos casi cuatro años “hemos logrado reducir el déficit fiscal en prácticamente 5 puntos del Producto Interno Bruto (PIB), la economía crecerá en más del 4 por ciento este año, la tasa de homicidios ha bajado en más de 45 puntos, aproximadamente 600 mil hogares del país, en situación de pobreza, han recibido los beneficios de los programas sociales de este Gobierno y hemos avanzado en materia de transparencia y lucha contra la corrupción y la impunidad”.

Sin embargo – prosiguió el ministro – todavía queda un largo trecho por recorrer, aún la economía deber crecer más para romper es dura estructura de la sociedad hondureña que se llama desempleo, aún tenemos mucho esfuerzo que empeñar para reducir más los indicadores de homicidios y aún queda mucho por hacer para sanear la República del vicio de la corrupción y fortalecer la institucionalidad.

“Queda mucho por hacer y no debemos dormirnos en nuestros laureles, sino que hay que redoblar esfuerzos para seguir construyendo ese país que ofrezca a sus habitantes una vida digna, un país de oportunidades que estamos obligados a heredar a las futuras generaciones”, puntualizó Hernández Alcerro.