Estados Unidos es “un gran amigo en tiempos difíciles”

Tegucigalpa, 1 de julio.- El presidente Juan Orlando Hernández dijo hoy en el acto de celebración de la Independencia de Estados Unidos que ese país es "un gran amigo en tiempos difíciles" y un aliado en la lucha contra el narcotráfico y la criminalidad, así como en el apoyo a la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica.

 

En el acto celebrado en la residencia del embajador James Nealon, el mandatario consideró a Estados Unidos como "un gran amigo en momentos difíciles" y destacó que "el Gobierno del presidente (Barack) Obama nos ha acompañado en el lanzamiento del Plan de la Alianza para la Prosperidad" del Triángulo Norte (Honduras, Guatemala y El Salvador).

Al aludir a la Independencia de Estados Unidos, Hernández expresó que "los principios de libertad e igualdad quedaron claramente plasmados el 4 de julio de 1776 y eso ha venido inspirando a muchas generaciones, trascendiendo las fronteras del territorio estadounidense".

Estos principios no son solo la máxima aspiración de un pueblo, sino de todos los pueblos del mundo. Ningún ser humano, merece, ni puede, ni se le quiere mantener sometido, esclavizado o pisoteado, dijo Hernández.

Comentó que "los humanos siempre nos vamos a rebelar a eso y por eso tenemos que seguir recordando y fortaleciendo esos conceptos".

Agregó que los pueblos también demandan vivir con igualdad, con dignidad, oportunidades, y en ese sentido los Estados Unidos y Honduras comparten esa visión y creen que ni el rico es más ni el pobre es menos.

"Todos somos iguales y yo debo reconocer que, desde el día que tomé posesión, alcé la voz, como es mi deber reclamar de los pueblos del mundo, (contra) un flagelo que muchos países hemos venido viviendo por muchos años. Y esas son las consecuencias del tráfico de drogas", expuso.

Destacó que, así como en aquel momento muchos talvez no compartieron el reclamo, incluso el presidente Obama, Estados Unidos y otros pueblos del mundo, hoy lo justo y lo correcto es reconocer que "hemos tenido del presidente Obama, del vicepresidente (Joseph) Biden y del edmbajador Nealon y todo su equipo, un compromiso que nos permitió poder exponer nuestras ideas y nuestro Plan de la Alianza para la Prosperidad, junto a Guatemala y El Salvador".

Hernández recordó que no solamente se quedó allí, porque llegó al Congreso estadounidense y con el liderazgo de ambos partidos, el Demócrata y el Republicano, se aprobó en tiempo récord la ayuda para el Plan.

"Ese es un mensaje muy importante de que tenemos responsabilidades compartidas aunque diferenciadas", dijo.

Lo correcto y lo justo

Hernández añadió que repetía "lo que le dije a un senador en su momento en su oficina: claro que entre más recursos hay se puede interpretar mejor el mensaje, pero un dólar que fuera, es el mensaje que queremos trabajar juntos".

También trajo a su memoria que "a veces encontramos en estos procesos algunas personas escépticas, y otros que con justas razones piden que no se entreguen los recursos si no hay cierto tipo de condiciones, y el dinero no es de nosotros. Es de otros pueblos".

Pero destacó que también los hondureños tenemos alineados al Plan de la Alianza para la Prosperidad 960 millones de dólares, "en la que siempre fue nuestra plataforma de Gobierno".

De esa forma, reconoció que "si en algún momento alguien dice que no se le debe entregar a Honduras por esta u otra razón, derecho tienen, pero no por eso vamos a dejar de hacer las cosas que son correctas y justas", sentenció.

Las luchas

El mandatario destacó que junto a Estados Unidos se han iniciado grandes luchas "y decidimos hace dos años y medio lanzar una lucha contra la corrupción en todos sus niveles y formas. No ha sido fácil, y vamos avanzando, falta mucho, sí, pero vamos avanzando".

"Es una lucha contra la criminalidad, y hemos avanzado mucho, pero hoy Honduras sigue siendo un territorio hostil para ese tipo de actividades, y que solo luto nos han dejado. Yo quiero destacar el acompañamiento de Estados Unidos en ese esfuerzo", manifestó.

Asimismo, el presidente Hernández destacó que Honduras ha venido trabajando en fortalecer sus instituciones, "porque como pueblo, aunque pequeño pero con mucha dignidad, aspiramos que nuestras instituciones sean lo suficientemente fuertes para hacer lo que nos corresponde a nosotros hacer".

Hernández advirtió que "jamás voy a estar de acuerdo en que alguien venga a sustituir las tareas que nosotros tenemos que hacer como hondureños".

Reconoció el acompañamiento, y las buenas prácticas que en otras naciones han sido buenas, pues son bienvenidas en Honduras, sin dejar de mencionar que en la lucha por mejorar el mundo "igual estaremos acompañando nosotros a otros países, cuando requieran las circunstancias".

Importantes pasos

El presidente de la República destacó que Honduras "ha venido dando pasos que seguramente ningún otro país del mundo los ha dado: decidimos firmar, por ejemplo, el segundo día de mi Gobierno, un compromiso que sabíamos que no iba a ser fácil cumplir, para mandar un mensaje que era necesario para afuera y, sobre todo, crear una nueva cultura".

En esas iniciativas, expuso la adhesión al Programa Cost, que tiene que ver con procesos de adquisición de servicios en obras públicas, y resulta que Honduras ahora es referente en el arranque de estos procesos.

Hernández agradeció a todos los sectores que han acompañado los esfuerzos de Honduras por consolidar la transparencia, entre ellos la Oficina de Adquisiciones de las Naciones Unidas,

Recordó que el pasado miércoles "lanzamos el último Plan de Gobierno Abierto, porque creemos que cada vez más se debe afianzar aquí la transparencia, la rendición de cuentas, y que cada centavo que llegue al Gobierno o al Tesoro Nacional, los hondureños sepamos en qué se invierte y que se invierte bien".

"También solicitamos el apoyo de la OEA y ahora tenemos el apoyo de la Maccih, siempre dentro del respeto a la dignidad del pueblo hondureño, el acompañamiento a las instituciones, nunca sustitutivas de ellas y dentro del marco de la ley hondureña", dijo Hernández.

Resaltó que para algunos hoy eso no sonará tan adecuado, pero en la medida que pasen los tiempos, las generaciones futuras van a poder decir que, aunque Honduras pasó por situaciones difíciles, se decidió enfrentarlas y nunca olvidar que hay cosas que solo los hondureños pueden hacer porque es lo justo y lo correcto.

Gran amigo

Hernández consideró a Estados Unidos como "un gran amigo en momentos difíciles, y el Gobierno del presidente Obama nos ha acompañado en el lanzamiento del Plan de la Alianza para la Prosperidad, es una hoja de ruta y debo decir de manera pública, y queremos decir a los cooperantes que queremos alinear igual sus esfuerzos de apoyo para que esos objetivos conduzcan el norte del país, para no estar disgregados en los objetivos que el país tiene".

Trajo a colación que en 2016 se han iniciado los procesos electorales en ese país, han pasado cuatro años desde que el presidente Obama se presentó a la reelección y ganó y ha llegado el momento de escoger a un nuevo mandatario.

"Siempre me preguntan senadores y congresistas y funcionarios qué opino de los candidatos. Siempre he dicho que quisiera opinar pero no debo, ya más o menos saben qué es lo que pienso", dijo.

El derecho a escoger

Hernández dijo que "los pueblos del mundo tienen derecho a escoger sus gobernantes y en eso nadie debe de interferir más que la conciencia de cada ciudadano. A escoger lo que corresponda para que sea más justo y adecuado. Y nosotros debemos respetar".

Citó el preámbulo del texto de la declaración de Independencia de Estados Unidos, que reza: Todos los hombres son creados iguales, son dotados por su creador de derechos inalienables, y entre estos están el derecho a la vida, el derecho a la libertad y a la búsqueda de la felicidad.

"Nosotros como un país pequeño, luchador y con mucha dignidad, también tenemos esas aspiraciones. Y esperamos que los pueblos del mundo también las tengan y que por beneficio de la humanidad y las generaciones que vienen, no olvidemos que esos son parámetros que nunca debemos dejar de lado", indicó.

Hernández exhortó a que "sigamos luchando por el derecho a la felicidad de nuestros pueblos, a la libertad y al derecho a la vida".