El cambio climático no solo es un tema ambiental, sino que es una realidad económica, social y migratoria y de vida o muerte, aseguró hoy el presidente Juan Orlando Hernández en su discurso durante la Cumbre del Cambio Climático que se desarrolla en la capital francesa.

 

El mandatario hondureño hizo un enfático llamado a la conciencia de los países y corporaciones más emisoras de dióxido de carbono para que contribuyan a la protección del medio ambiente.

"¿Cuánto dinero será suficiente para satisfacer los deseos de ganancia poniendo en riesgo el futuro de nuestros hijos y nietos?", cuestionó el presidente.

Además, exigió que se cumpla el principio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas y que se reconozca la alta vulnerabilidad de Centroamérica y dar prioridad a las medidas de adaptación.

El gobernante hondureño solicitó que se reconozca el Mecanismo de Varsovia como medio para el reconocimiento de pérdidas y daños que los fenómenos derivados del cambio climático provocan en Honduras, como la pérdida de cultivos por la sequía, por ejemplo.

"No vengo a pedir limosna; venimos a demostrar nuestros sufrimientos y aportes", expresó el presidente Hernández, tras demandar que se reconozca como obligatoria la Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de los Bosques (REDD PLUS), que durante la Cumbre de Bali se estableció como un mecanismo válido en la lucha contra el cambio climático.

REDD PLUS es la reducción de emisiones derivadas de la deforestación y la degradación forestal; además de la conservación, el manejo sostenible y el mejoramiento del stock de carbono de los bosques en los países en desarrollo, permitiendo así la venta de carbono a los países emisores de dióxido de carbono.

De la misma manera pidió que el acuerdo que se establezca en la Cumbre sea legalmente vinculante.

"Colegas, no hay Plan B para salvar la Tierra; este es el momento, tenemos que actuar ahora", señaló Hernández.

Los compromisos no están bien definidos en vista de que no se aceptan las responsabilidades de forma indicada y no se implementan las soluciones adecuadas, "Quienes más han contribuido a generar la crisis deben aportar más para resolverla", aseveró.

Problema de vida o muerte

El presidente Hernández aseguró que en Honduras, el cambio climático no es solo un problema de calidad ambiental; es una dura realidad económica, social y migratoria, es un problema de vida o muerte.

El Panel de Cambio Climático de la ONU da por hecho que Centroamérica será de las regiones más afectadas del mundo por sequías e inundaciones, refirió el gobernante hondureño.

Durante su discurso el presidente Hernández informó que Honduras posee una rica biodiversidad, con bosques nublados; el 50% de su territorio es bosque y el 30% está bajo condición de reservas naturales protegidas y además cuenta con el segundo arrecife de coral más importante del mundo.

Indicó que, a pesar de su ubicación en el Trópico, Honduras está expuesta a fenómenos climáticos extremos, como el caso del huracán Mitch que ocasionó en 1998 la pérdida del 25% del PIB y la muerte de más de más de 7 mil hondureños.

"Hoy, el fenómeno del Niño y la Niña permanentemente nos tienen sometidos a catástrofes naturales", expresó el mandatario.

Este año la sequía ocasionó pérdidas de más del 20% de los bosques de pino a consecuencia de la plaga del gorgojo, a lo que se sumó la perdida de cultivos, por lo que se declaró emergencia en las zonas afectadas y se asistió con alimentos a más de 247 mil familias para evitar hambruna.

"Ustedes miran esta congregación de Naciones y nos ven a todos iguales. Sin embargo, desde el punto de vista de cambio climático no somos iguales ni en sus causas ni en sus efectos", expresó el mandatario tras asegurar que las cuentas no están claras en cuanto al manejo del cambio climático.

Compromisos

El presidente Hernández indicó que uno de los compromisos de Honduras es que en dos años pasamos del 30% al 55% le generación de energía renovable y el objetivo es llegar al 80%.

Asimismo, indicó que, a pesar de tener bajos niveles de emisiones, Honduras se compromete a reducir las mismas en un 15%.

De la misma manera se estableció el compromiso de restaurar 1 millón de hectáreas de tierras degradadas y reducir en un 40% el consumo de leña a nivel familiar.

francia2

Acciones concretas

El mandatario aseguró que Honduras ya está implementando acciones concretas para contribuir a la sostenibilidad del medio ambiente, por lo que solicitó que a la convención Marco de Cambio Climático de la ONU se le dé un rostro humano.

"El 70 % de la población de mi país cocina con leña, al igual que doña María, una humilde campesina que se esfuerza a través del Programa de Gobierno Vida Mejor a sustituir un fuego abierto por un eco fogón o cocina limpia, evitando así el corte de 15 árboles de tamaño medio por año que representa 3.7 toneladas de reducción de emisiones", expresó.

Indicó que en Honduras se está haciendo conciencia y más de un millón de jóvenes se rebelaron y firmaron el reclamo contra el calentamiento global diciendo: "basta que por acciones de otros países Honduras sufra estas graves consecuencias".

La participación del mandatario se llevó a cabo en el salón principal de La Loire, de Le Bourge, donde también discursó el presidente de Perú, Ollanta Humala, quien entregó la titularidad de la CUP a Francia.

En el mismo escenario expusieron sus propuestas los presidentes de Ecuador; Rafael Correa; Chile, Michelle Bachelet; Suiza, Simonneta Sommaruga; Corea del Sur, Park Geun-hye; Brasil, Dilma Rousseff, y el príncipe de Mónaco; Alberto II, entre otros.

Honduras implementa medidas para proteger el ambiente que lo posicionan como uno de los países del área que más contribuyen contra el cambio climático al liderar proyectos y programas que evitan la contaminación ambiental y reducen la emisión de gases de efecto invernadero.

Actualmente Honduras tiene 4 proyectos registrados bajo el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL), mediante los cuales se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero disminuyendo el dióxido de carbono.

Solo con la instalación de más de 85 mil eco fogones, como parte del programa presidencial Vida Mejor, se evita anualmente la tala de más de 1.2 millones de árboles y la reducción de 3.7 toneladas de emisión de dióxido de carbono por cada una de estas estufas limpias.

Simultáneamente se está cambiando la matriz energética a energía limpia y se implementan otros proyectos como filtros de agua y huertos familiares, entre otros que contribuyen a la preservación del ambiente.


uber presi2

conociendo el zika

EMERGENCIAZIKA2

Sigue de cerca las Redes Sociales de Casa Presidencial

facebook

TWITTER

INSAGRAM2

YOUTUBE

flickr