Tegucigalpa, 3 de marzo. El secretario de Seguridad, Julián Pacheco Tinoco, confirmó este jueves que hay una persona detenida para efectos de investigación por el crimen de la dirigente indígena Berta Cáceres.

 

Además, el secretario de Seguridad confirmó que hay una persona herida, quien estaba dentro de la residencia de Cáceres en la colonia Líbano cuando se perpetró el hecho.

Esta persona, testigo del hecho, recibe protección especial porque será fundamental para esclarecer el crimen. Su identidad se mantiene en reserva por razones de seguridad.

El ministro Pacheco confirmó en conferencia de prensa que Cáceres se encontraba esta madrugada en una residencia distinta a la que ella había reportado a la Secretaría de Seguridad.

Medidas se cumplían

Cáceres tenía medidas cautelares solicitadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La Secretaría de Seguridad daba cumplimiento a estas medidas, tal y como se habían consensuado con la dirigente indígena.

En ese sentido, el ministro Pacheco dijo que las medidas que se brindaban, de común acuerdo con Cáceres, eran patrullajes permanentes en su casa reportada en el barrio El Calvario de La Esperanza, Intibucá.

De igual manera, patrullas de la Policía le acompañaban cuando ella solicitaba salir de la ciudad.

Pacheco informó que se han desplazado dos equipos especiales de investigación desde horas de la madrugada con el fin de resolver de forma rápida y contundente este caso, para poner a la orden de la justicia a los responsables.


XLVII Cumbre SICA

logomicrosica