Se busca a los culpables para ponerlos a la orden de la justicia.

Tegucigalpa, 3 de marzo. El presidente Juan Orlando Hernández aseguró hoy que el asesinato de la dirigente indígena Berta Cáceres, perpetrado en La Esperanza, departamento de Intibucá, "es un crimen en contra de Honduras, es un golpe al pueblo hondureño", y sentenció que "no quedará impune".

 

En comparecencia de prensa en Casa de Gobierno, el mandatario consideró que "el Estado de Honduras ha sido atacado de manera directa con la muerte de Berta Cáceres".

El mandatario definió a Cáceres como "una dirigente lenca, dirigente de derechos humanos que se ha destacado también en la lucha por la protección del medio ambiente", y resaltó que "ella fue una mujer muy valiosa para Honduras".

"Este crimen, para nosotros, es un crimen contra Honduras, es un golpe al pueblo hondureño", aseveró el gobernante.

Hernández agradeció "la solidaridad nacional e internacional en estos momentos que hemos sido afectados por tan horrendo hecho".

Agregó que "el dolor de la familia de Berta, así como el dolor del pueblo lenca, de sus amigos, de quienes le conocimos, es el dolor del pueblo hondureño".

El mandatario apuntó que el Gobierno ha acompañado a la familia de Berta Cáceres en acciones como el traslado de su cadáver hacia Tegucigalpa en un helicóptero de la Fuerza Aérea Hondureña.

SEN4

Todas las fuerzas de seguridad del Estado están activadas en la investigación del crimen.

Investigación profunda

El titular del Ejecutivo informó que, "desde el momento que se conocieron los hechos, hemos activado todas las fuerzas de seguridad del Estado".

Al respecto, detalló que "tanto equipos de la Policía Nacional, equipos de la Dirección de Inteligencia e Investigación, del Ministerio Público, de la Agencia Técnica de Investigación Criminal, de la Dirección de la Policía de Investigación están dedicados completamente en la zona y desde otros lugares a encontrar los responsables y ponerlos a la orden de la justicia".

Indicó que "las unidades especiales están en el lugar de los hechos y también se han activado operativos en las zonas periféricas".

Hernández apuntó que "las investigaciones están en curso y se fortalecerán en la dimensión que sea necesaria".

"He girado instrucciones a la Secretaría de Seguridad, a través del ministro Julián Pacheco, para que se active desde temprano la Unidad de Delitos Violentos y se trabaje en coordinación con el apoyo de Estados Unidos y probablemente de otros países que deseen colaborar para encontrar a los culpables y, repito, ponerlos a la orden de la justicia", insistió.

Adelantó el titular del Ejecutivo que "en las últimas horas se ha recabado información muy valiosa que está siendo procesada, que está siendo analizada", pero aclaró que "evidentemente los detalles son importantes para el proceso y no puedo mencionarlos".

SEN5

El mandatario destaca el valioso aporte de la dirigente indígena en favor del ambiente y los derechos humanos.

Ayuda ciudadana

El presidente Hernández también hizo "un llamado a toda la ciudadanía para que nos brinde toda la información de que disponga" sobre el asesinato de Berta Cáceres.

Exhortó a los hondureños "a mantenernos unidos para enfrentar juntos la criminalidad en general; y cualquier información que pueda ser brindada a través del 911, será procesada debidamente y espero que sea determinante".

"En el caso puntual de Berta, exhortar al que pueda conocer detalles, desde lo más mínimo, hasta algo que consideren importante, tomen su teléfono y marquen el 911 que está el aparato pendiente, el equipo humano de igual manera para procesar esta información", apuntó el gobernante.

Compromiso con la verdad

"Que no se quede este hecho impune", abogó el mandatario, y aseguró que "nuestro compromiso es llegar a la verdad de los hechos y poder poner a la orden de la justicia, no importa de quién se trata; siempre, caiga quien caiga".

"Nadie está por encima de la ley, y el mensaje del Estado de Honduras debe de ser un mensaje contundente, que esto no va a quedar impune y que tenemos que llevar a quienes son responsables de estos hechos a la justicia y deducir las responsabilidades del caso", advirtió.

El presidente Hernández dijo que "el dolor de la familia de Berta es el dolor de todos nosotros los hondureños".

"Y particularmente quiero recordar, y para que siempre esté en la memoria de las generaciones de los hondureños, su valioso aporte en la lucha de protección y promoción de los derechos humanos, su lucha por el ambiente, su identidad con una etnia como es nuestra etnia lenca del pueblo hondureño", finalizó.


MICROSITIO CUMBRE DEL SICA