La meta de la Fundación Hondureña del Niño con Insuficiencia Renal (Funhnir) de lograr recaudar la cantidad de 200 mil Lempiras a beneficio de sus pacientes con problemas renales crónicos fue alcanzada, gracias a la cena realizada en Casa Presidencial en el marco de la semana mundial del riñón.

 

El Día mundial del riñón es una iniciativa conjunta de la Sociedad Internacional de Nefrología (ISN) y la Federación Internacional de Fundaciones Renales (IFKF) cuyo objetivo es concienciar sobre la importancia de las enfermedades renales.

La Primera Dama Ana García de Hernández en representación del Gobierno de la República, agradeció el esfuerzo de las personas y las instituciones que apoyan la causa de los enfermos renales que a través de estas actividades logran complementar parte del costo de sus tratamientos.

"Uno como madre se impresiona al ver a un niño conectado a una máquina, de ver como muchas familias se desintegran porque la mamá debe cuidar a su hijo o hija en el hospital mientras el padre cuida a los demás en casa y deja incluso de trabajar y generar ingresos" dijo muy conmovida la esposa del Presidente Hernández.

García recordó la visita realizada al Hospital María de Especialidades Pediátricas, donde desde ya funciona la sala de atención a pacientes renales "Vemos que allí los pacientes recibirán atención personalizada y de primer mundo; que es la visión que tiene Juan Orlando para los servicios de salud pública de todo el país" indicó.

cenafun2

Agregó que la Hipertensión, la Diabetes y el Sobre Peso son algunas de las enfermedades no transmisibles que al igual que la renal, genera una fuerte inversión por parte del Estado a la Secretaría de Salud, que podrían ser prevenibles con solo cambiar el estilo de vida.

"Vamos a seguir trabajando para impulsar a mediano plazo el tratamiento de los trasplantes de riñón para mejorar la calidad de vida de los pacientes" concluyó la Primera Dama.

Las enfermedades renales se suelen denominar "asesinos silenciosos" e influyen considerablemente en nuestra calidad de vida. No obstante, existen algunas formas muy sencillas de reducir el riesgo de desarrollar enfermedades renales:

  1. Mantenerse en forma y activo
  2. Controlar regularmente el nivel de azúcar en sangre
  3. Vigilar la presión sanguínea
  4. Comer sano y controlar el peso
  5. Mantener una ingesta de líquidos sana
  6. No fumar
  7. No tomar medicamentos sin receta médica regularmente
  8. Comprobar la función renal si se presentan uno o más factores de "alto riesgo"