Tegucigalpa, 12 de abril. El presidente Juan Orlando Hernández juramentó hoy y seguidamente presentó ante el grupo G-16, cuerpo diplomático, sociedad civil y sectores organizados del país a los miembros de la Comisión de Reestructuración y Reforma de la Secretaría de Seguridad y la Policía Nacional, Vilma Morales, Omar Rivera y al pastor Alberto Solórzano.

 

El mandatario expuso que este proceso de depuración debe sacar lo malo de la institución policial y dejar lo bueno para que alcance altos estándares de desempeño que generen confianza entre los ciudadanos.

Informó que posteriormente se incorporará un representante de la Iglesia Católica a la comisión, a la cual expresó total apoyo para que realice su tarea.

Tras la juramentación celebrada en el Despacho Presidencial, el gobernante se reunió con el G-16 (países y organismos internacionales cooperantes), sociedad civil y sectores organizados en el salón Morazán para presentar oficialmente a Morales, Rivera y Solórzano.

"Estamos compartiendo con ustedes el nombramiento de tres distinguidos ciudadanos para acompañar al ministro de Seguridad (Julián Pacheco Tinoco) y reestructurar la Policía Nacional y la Secretaría de Seguridad", expresó.

Hernández explicó que será "una reestructuración que tiene que llevarnos a una nueva Policía Nacional con altos estándares de desempeño, que a su vez se traduzcan en confianza de parte de nuestro pueblo".

La institución debe convertirse en "una Policía Nacional certificada, una Policía Nacional que se gane el cariño del pueblo hondureño", enfatizó.

El gobernante juramentó a la comisión después de que, el lunes, aprobara en Consejo de Ministros un decreto ejecutivo para reestructurar el Ministerio de Seguridad y la Policía Nacional, como complemento del decreto legislativo, aprobado el 7 de abril por el Congreso Nacional, que declaró de emergencia la depuración policial, por iniciativa del presidente de la República.

Seguimiento a separados

Hernández informó, asimismo, que "hoy en el Consejo de Defensa y Seguridad ha quedado ya establecido que cada una de las instituciones integrantes del Consejo tendrá que estructurar un equipo de seguimiento a todo el personal que vaya siendo separado (del Ministerio de Seguridad y la Policía), utilizando uno u otro mecanismo que ha dado el Congreso y que en este caso también el Consejo de Ministros".

Explicó que esta decisión se tomó "de tal forma de que, todo el que vaya siendo separado, seguirá bajo un seguimiento y monitoreo permanente a manera de asegurarnos que puedan estar haciendo lo que le corresponde hacer".

Los miembros de la comisión

Hernández destacó de "Vilma Morales que ha sido parte de una serie de intervenciones en el sector público con un buen suceso, mencionando la reestructuración del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS)".

Además, mencionó que con Solórzano, de la Confraternidad Evangélica de Honduras, "he venido hablando desde hace muchos años y lo que hemos hablado que han sido temas difíciles que habían que pasar por el Congreso Nacional, siempre estaban allí ellos hasta el último momento de aprobar un decreto legislativo".

Respecto a Rivera, dijo que es un "destacado defensor de derechos humanos y también un ciudadano comprometido en estas luchas, y como le decía a él, a pesar que no siempre coincidimos, hoy demostramos que en los puntos que coincidimos y en el respeto a la diversidad de opiniones y también a su trayectoria; hoy creemos que él tiene la gran oportunidad de prestarle un enorme servicio al país".

"A los tres les he dicho: muchas veces se olvida el verdadero sentido de una palabra tan poderosa para mí como es el patriotismo; hoy ellos tres están haciendo patria al aceptar este tremendo reto", enfatizó.

Hernández manifestó a los miembros de la comisión que "todos los hondureños de buen sentimiento, que queremos recuperar la paz y la tranquilidad del país, todos estamos apoyándolos a ellos, que los delincuentes son una minoría y que, aunque estén en contra, la voluntad de Dios y de toda esta fuerza que hoy se concita aquí estará con ellos".

 

juran2

Les reafirmó que "sientan ese respaldo, ese acompañamiento permanente y en el momento, que tiene que ser más temprano que tarde, poder cortar por lo sano, sacar lo que está podrido y tiene metástasis; dejar la parte buena de la institución, darle ánimo y confianza para que pueda seguir creciendo y podamos tener una Policía certificada y que genere confianza con el pueblo".

El presidente Hernández también anunció al pastor Jorge Machado y al abogado German Leitzelar como un primer equipo de apoyo técnico para la comisión.

El titular del Ejecutivo informó que "también solicitamos el acompañamiento de la Iglesia Católica a través de un representante; por razones de que la autoridad máxima en Honduras (Cardenal Óscar Andrés Rodríguez) no está presente, no hemos tenido respuesta todavía".

Sin embargo, dijo que "en el momento que tengamos esa respuesta esa persona será incorporada a la Comisión".

Agradecimiento por apoyo

El presidente Hernández agradeció la colaboración y el ejemplo de varios países como Estados Unidos, Colombia, Chile, Ecuador, México, los europeos y los de Centroamérica, así como de organismos internacionales, para llevar adelante el proceso de depuración de la Policía.

El mandatario también agradeció a toda la sociedad hondureña y a los servidores públicos que acompañan la tarea que han comenzado para sanear la institución policial del país.

El titular del Ejecutivo les agradeció además todos los diputados del Congreso Nacional por el voto de confianza al aprobar el decreto para llevar a cabo esta tarea de depurar la Policía.

Además, el mandatario les agradeció al fiscal general, Óscar Chinchilla; al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Rolando Argueta, y a todos los miembros del Consejo de Defensa y Seguridad por el respaldo que se le ha dado a este proceso y también a los miembros de la Comisión de Reestructuración.


MICROSITIO CUMBRE DEL SICA