San Pedro Sula. 13 de abril. El presidente Juan Orlando Hernández incorporó este miércoles 1,000 empleos directos en el departamento Cortés en el marco del programa Chamba Comunitaria, que inició sus labores de inmediato con un operativo contra el zika.

 

Este proyecto de Chamba Comunitaria en Cortés se conformó con 300 plazas para San Manuel, Villanueva y Choloma (100 cada municipio) y 700 para San Pedro Sula, y se ejecutará en alianza con el Ministerio de Salud.

Luego de la incorporación de los beneficiarios, en el mismo acto el gobernante entregó el equipo de fumigación, consistente en 24 bombas valoradas en nueve millones de lempiras y que serán utilizadas en la campaña en barrios, colonias y otros sectores.

El presidente Hernández subrayó que "queremos generar todas las condiciones para una masiva apertura de plazas, y este programa es algo que nos ayuda a generar empleos para hondureños que, como ustedes, no han tenido esas oportunidades".

Asimismo, el presidente Hernández hizo un llamado de conciencia a los sampedranos para erradicar el virus del zika, transmitido por el mosquito aedes aegypti.

Erradicar el mosquito

El mandatario recordó que el zancudo hay que eliminarlo, porque es capaz de transmitir enfermedades letales, como el zika, el dengue y el chikungunya, por lo que es urgente destruir los criaderos en todo el país.

Recordó que el Gobierno declaró emergencia sanitaria nacional ante el zika el 1 de febrero pasado.

"Este programa Chamba Comunitaria nos ayudará a combatir ese virus del zika con un proceso de intervención que permita, con fumigación y limpieza, erradicar ese mosquito", explicó Hernández en el evento que se efectuó en el Gimnasio Jorge Salomón.

Exhortó a los hondureños a que trabajen unidos y sintonizados "con este tema del zika; no queremos que este pueblo siga sufriendo por esta enfermedad. Y vamos a combatirlo trabajando juntos".

Fortalecer alianzas

Este proyecto iniciado hoy en Cortés tiene el objetivo de mostrar una Honduras productiva, generadora de oportunidades y empleos dignos, que une esfuerzos y fortalece las alianzas del programa Chamba Comunitaria con el Ministerio de Salud para combatir, erradicar, prevenir y controlar las epidemias del dengue, chikungunya y zika.

La inversión gubernamental en este sector supera los 10 millones de lempiras, buscando favorecer a los 1,000 beneficiarios de los cuatro municipios.

En los 1,000 empleos generados en el departamento de Cortés bajo el proyecto Chamba Comunitaria se están invirtiendo 18 millones de lempiras.

El presidente Hernández agradeció a los medios de comunicación, maestros, directores y alumnos de los centros educativos por trabajar de manera conjunta en la campaña contra el zika.

Buenas noticias para la capital industrial

En su discurso el mandatario adelantó que vienen nuevos cambios y desafíos para beneficiar a la ciudad de San Pedro Sula y en general al Valle de Sula.

"El Valle de Sula es una de las zonas donde más estamos focalizando ahora y en el futuro mucha inversión", subrayó.

"Estoy contento con la inversión que hemos hecho en el famoso segundo anillo y cuánta gente esperó esa obra (inaugurada el 15 de marzo pasado) y finalmente lo hemos hecho. Así vamos a seguir", apuntó.

Además, les comunicó a los sampedranos que se preparen, porque "vamos a entrar a barrios, colonias, las principales calles, y vamos a construirlas de concreto hidráulico y pavimento, porque San Pedro Sula se lo merece", detalló Hernández.

El gobernante hondureño notificó que se incorporará el programa Honduras Brilla, así como el Programa Nacional de Desarrollo Económico Honduras 20/20, que es la mayor plataforma de crecimiento impulsada en la historia del país, enfocada en turismo, textiles, manufactura intermedia y servicio de apoyo a negocios, que generará 600,000 empleos en cinco años, entre otros objetivos.

"Este es el momento de transformar San Pedro Sula y transformar Honduras", lo que se logrará con "todos de la mano trabajando como debe ser", puntualizó Hernández.

Cambio de vida

Por su parte, Rosa Regalado, una de las beneficiarias de Chamba Comunitaria, contó que su vida ha cambiado de manera positiva al incorporarse a este programa gubernamental.

"Tenía cinco años de no temer empleo y agradezco al presidente Juan Orlando Hernández. Me siento muy feliz por esta oportunidad de empleo; este es un dinero que nos servirá para los alimentos de nuestros hijos", apuntó.

Virgilio Linares Zaldívar, otro beneficiario, manifestó que ahora tiene una nueva oportunidad de trabajar gracias al programa Chamba Comunitaria.

"Me siento contento, le doy gracias a Dios y al presidente, porque tenía tres años sin empleo. Lo que me gusta es que el presidente Hernández no se fija en los colores políticos, él está ayudando a Honduras", afirmó Linares Zaldívar.


Aeropuerto Internacional de Palmerola

1logoPALMER