• CNBS profundiza en la investigación de esos excesos.

Tegucigalpa, 13 de mayo.- El presidente Juan Orlando Hernández reafirmó hoy que el Estado de Honduras intervendrá en defensa de los consumidores en el caso de que se comprueben excesos en las tasas de interés que aplican a sus clientes las empresas emisoras de tarjetas de crédito.

 

El mandatario, en una comparecencia de prensa llevada a cabo en Casa Presidencial, también anunció la instalación inmediata de un equipo técnico de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), la cual estará a cargo de profundizar las investigaciones sobre las denuncias de tarjeta habientes.

"El mercado debe ser libre, pero si hay excesos el Estado tiene que intervenir para evitar que se cometan esos excesos y hacer justicia para los usuarios", manifestó el gobernante.

Población debe denunciar

En ese sentido, Hernández lanzó un llamado a la población en general para que pueda hacer llegar a las autoridades las principales dudas e inquietudes, denuncias y posibles propuestas de solución a la problemática de las tarjetas de crédito, a efecto de ir encontrando consensos respecto al tema.

"Vamos a revisar cómo está el derecho comparado en América Latina y en otros países del mundo para tener algo justo en el que gane el consumidor y el banco o empresa que emita la tarjeta", planteó.

"Pero reitero, que sea justo, porque si se comete un abuso y uno de los involucrados gana de ese abuso, entonces estamos complicando el mercado", manifestó el gobernante.

Añadió que parte del equipo técnico de la CNBS ha estado ya recolectando las quejas de usuarios afectados con supuestos cobros exagerados, así como las inquietudes sobre la permanencia en la base de datos de la Central Crediticia de Riesgos, lo que limita a la población al acceso a nuevos préstamos, en detrimento de la economía nacional.

Sin abusos

"La gente se queja porque dice: 'yo me gané tantos puntos o tantas millas, pero de repente me dicen, se las quitamos porque no las usó'; eso no puede ser, eso es algo que ya está ganado por el cliente, sólo para dar un ejemplo", ilustró el jefe de Casa Presidencial.

No obstante, agregó que él es consciente de que la tasa de interés ofertada en una tarjeta de crédito debe ser un poco mayor que la de un préstamo convencional, en función de que con la primera opción se resalta el factor de inmediatez para obtener el dinero o productos que el cliente necesita.

"Pero no al extremo, eso es lo que tenemos que definir, es mi deber hacerlo", destacó.

"Vamos a trabajar en un esquema para que la gente que está muy endeudada en este momento pueda respirar; no es un tema fácil, pero creo que, si alguien tiene un trabajo y se le paga por planilla, podemos encontrar soluciones con el apoyo de esa persona", puntualizó el titular del Ejecutivo.


MICROSITIO CUMBRE DEL SICA