Flujo de divisas por remesas familiares han aumentado 9.1 % en primeros cuatro meses de 2016

Tegucigalpa, 17 de mayo. La ampliación al Estatus de Protección Temporal (TPS) genera un clima de estabilidad y seguridad tanto para los hondureños que viven en Estados Unidos, como para sus familiares en Honduras que dependen en gran medida de las remesas que los inmigrantes envían de forma regular.

 

Estados Unidos anunció la ampliación del TPS por año y medio, producto de las gestiones del Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández, lo que permitirá que unos 60,000 hondureños puedan seguir viviendo y trabajando en ese país norteamericano.

Para 2016, Honduras proyecta captar unos 4,000 millones de dólares en remesas familiares, un 10 por ciento más que lo registrado al cierre de 2015, cuando el envío fue de 3,726 millones de dólares.

Los niveles de remesas registrados durante los primeros cuatro meses de este año registran un incremento interanual de 9.1 por ciento, es decir 1,319 millones de dólares, informó el presidente del Banco Central de Honduras (BCH), Manuel Bautista.

Bautista calificó este ingreso de divisas como un aporte muy importante para la economía de los hondureños, ya que es recibido directamente por los familiares de las personas que han emigrado a otros países, en su mayoría a Estados Unidos.

El principal destino de las remesas es el consumo, bienes y servicios de consumo humano y otro porcentaje para salud, educación y vivienda.

Recuperación económica de EEUU

El incremento de 9.1 % en el flujo de divisas por concepto de remesas se debe a que Estados Unidos se ha venido recuperando de la recesión económica.

El presidente del BCH señaló que el crecimiento económico estadounidense llegó en 2015 a 2.5 %, y que este año se espera que crezca en 2.4 %.

En tanto, los niveles de desempleo que ha tenido la economía de esa nación ha llegado a su punto más bajo, de 4.8%; "hasta el momento se ve una tendencia aceptable, pero se espera que Estados Unidos, para el tercer trimestre de este año, comience a tener alguna lentitud en el crecimiento de empleos nuevos", dijo.

En ese sentido, Bautista manifestó que tener el respaldo del TPS permite que los hondureños acogidos a esta medida temporal obtengan un salario por hora igual al que tiene un ciudadano en Estados Unidos, por lo que los hondureños pueden competir en iguales condiciones.

En cambio, señaló que quienes están fuera de este estatus obtienen como pago salarios menores a los oficiales en cada uno de los estados de ese país.

Esta es la decimotercera ampliación del TPS desde que la medida fue aprobada en 1998, como un apoyo de Estados Unidos en la reconstrucción de Honduras por los estragos causados por el huracán Mitch.

El actual permiso del TPS vence el 5 de julio. Los hondureños que antes de esa fecha no hayan realizado las gestiones de renovación quedarán desprotegidos.

Llamado del presidente Hernández

El presidente Hernández hizo ayer lunes un llamado a los hondureños beneficiados por el TPS a reinscribirse para seguir gozando de ese régimen y detalló que "el período de ampliación comprende 18 meses, a partir del 6 de julio de 2016 hasta el 5 de enero de 2018".

"Ahora lo que tienen que hacer nuestros compatriotas es hacer los trámites, hacerlos de manera diligente", para seguir en el TPS, insistió el mandatario.


MICROSITIO CUMBRE DEL SICA