Gobierno solventará el problema energético de Olancho, afirma el presidente Hernández

Juticalpa (Olancho), 6 de junio.- El presidente Juan Orlando Hernández aseguró hoy en Juticalpa, departamento de Olancho, que se va a solventar el problema energético de este sector del país como se hizo en La Ceiba y otros sectores del litoral Caribe.

 

En el marco de la entrega del bono Vida Mejor y equipo para confeccionar uniformes para niños de escuelas públicas de este departamento, el gobernante expresó que "estamos revisando cuál es el mecanismo más transparente" para solventar este problema.

"Ya le dije al gerente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Jesús Mejía) que 'usted no puede ir a abrir la boca y decir que va arreglar la situación de una forma u otra si no garantizamos que es un proceso transparente para adquirir la energía que se necesita'", acotó.

El gobernante apuntó que "no sólo es hacer las cosas bien, es que parezcan bien, porque tiene que ver con la confianza de la gente, pero que vamos a arreglar ese problema, como lo hicimos en La Ceiba, lo vamos a arreglar".

"Allí ocupo el apoyo de todos ustedes para poderlo resolver", indicó.

Una realidad

El titular del Ejecutivo consideró que "va a tomar mucho tiempo volver a tener un sistema energético de primera, pero tenemos que tenerlo, sin eso el país no puede competir y traer más inversión que nos genere empleo, ingresos y también impuestos para atender estos programas como los que ahora estamos iniciando (bonos de Vida Mejor y la confección de uniformes escolares)".

"Y muchos también se me quejan porque a veces, al poner la casa en orden, tenemos que tomar decisiones que incomodan a algunas gentes", añadió.

Hernández agregó: "pero díganme ustedes cómo en la ENEE hace tres años miré un estudio que decía que el promedio de los sueldos era de 26 mil lempiras, quiere decir que unos ganaban más de 100 mil".

"En un escritorio había promedio de cinco personas y sólo había trabajo y funciones para una ¿y las otras cuatro? ¿Cuántas máquinas de coser se pudieran comprar con el sueldo de cuatro personas por escritorio por 26 mil lempiras?", se preguntó.

Recordó que algunos sindicalistas lo criticaron por tomar esa decisión (de sanear la ENEE); "yo no quiero que la gente pierda su empleo, pero lo que menos quiero es que siga habiendo más gente que necesita, como ustedes, y que le estemos dando el dinero a cuatro que no hacen nada y que están allí, nada más percibiendo el dinero".

"¿Cuál es el mal mayor? A veces se tiene que decidir entre uno y el otro", concluyó.