Gobierno entregó vivienda a familia que vivía en un basurero

A doña Ada Vanessa Medina (43) y don Santos Víctor Sauceda (49) les sonrió la suerte y les cambió la vida de una manera que nunca se imaginaron; ellos junto a sus cinco hijos vivían en un basurero de una colonia capitalina y gracias al programa presidencial "Vida Mejor", hoy viven en una vivienda digna y nueva en la colonia Villa Peniel de Tegucigalpa.

 

"Más que ver el número de viviendas que se han entregado, se trata de ayudar a una familia hondureña, en este caso es cambiar la vida de don Santos, doña Ada y sus hijos que vivieron en condición muy difícil y es allí donde llegó el programa solidario de "Vida Mejor" impulsado por Juan Orlando para ayudarles; porque ese es su compromiso, ayudar a los que más necesitan y a las familias que antes estuvieron olvidadas" expresó la Primera Dama Ana García de Hernández.

La esposa del mandatario hondureño agregó que también se les otorgó becas para que sus hijos puedan asistir a la escuela y a don Santos se le benefició con un trabajo a través del programa "Chamba Comunitaria", también con algunos recursos para que ellos puedan nivelarse y puedan empezar a tener mejores oportunidades y una vida mejor para su familia.

Ellos.- refiriéndonos a don Santos y su familia, se dedican a reciclar desechos sólidos en los basureros, y sin tener donde más refugiarse decidieron acomodarse en los contenedores de basura del sector cinco de la populosa colonia Hato de En medio de Tegucigalpa, lugar de donde el personal de Casa Presidencial pudo rescatarlos de la indigencia.

"Me siento muy agradecido con Dios y con el Presidente Juan Orlando y la Primera Dama por habernos tomado en cuenta para tener esta casita que jamás nos imaginamos poder tener" dijo don Santos Sauceda visiblemente emocionado.

"Doy fe, que lo que está haciendo el presidente de dar una vivienda es una realidad para la gente pobre como nosotros" agregó.

El pasado 6 de enero, Diario La Tribuna publicó un reportaje titulado: "Familia se refugia en un basurero porque no puede pagar alquiler", a raíz de este conmovedor caso, el Presidente Juan Orlando Hernández y su esposa la Primera Dama Ana García autorizaron la movilización de personal para corroborar el estado de calamidad en el que esta familia vivía.

Luego de conocer la situación de esta familia, se les llevó víveres, ropa, calzado y se les practicaron una revisión médica a los niños quienes se encontraban en estado de desnutrición.

Don Santos y su familia ahora viven en la colonia Villa Peniel de Tegucigalpa ubicada al costado derecho salida a la carretera a Olancho donde el presente gobierno ha entregado más de 30 viviendas a igual número de familias en condiciones de vulnerabilidad.