Tegucigalpa, 3 de junio. El presidente Juan Orlando Hernández llamó hoy a médicos y docentes a "cumplirle al pueblo hondureño", luego de que el domingo se derogaran los decretos ejecutivos sobre transformación de los sistemas de salud y educación, como solicitaban los gremios de ambos sectores para volver a los hospitales y a los centros escolares.

El mandatario recordó que el domingo se aprobaron en Consejo de Ministros dos nuevos decretos ejecutivos, que derogan los anteriores y promueven la instalación de mesas de diálogo en la búsqueda por construir mejores sistemas en favor del pueblo hondureño, los cuales fueron publicados hoy por el Diario Oficial La Gaceta, por lo que ya están vigentes.

Además, el domingo se firmó el Acuerdo Marco por la Salud y la Educación Pública de Calidad de Honduras.

"Las cosas están más que claras; si eso les generaba el riesgo (a los gremios), a pesar de que nosotros opinábamos que no, pues los derogamos" los decretos ejecutivos o PCM, agregó el gobernante.

"Ahora sentémonos a construir un nuevo modelo que mejore la atención en salud y educación para el pueblo hondureño", instó el titular del Ejecutivo.

"Yo creo que eso es lo que nos inspira a todos y una vez eliminado lo que pudiera ser el riesgo, qué sentido tiene" continuar con las huelgas, agregó.

"Yo diría y llamo a cumplirle al pueblo hondureño, de eso se trata", insistió el presidente Hernández.

Un tema de solidaridad

El mandatario añadió que particularmente cree que no se le debe de negar la atención en salud al pueblo, porque es un derecho fundamental.

Insistió el jefe de Estado en que "los PCM ya no existen y, por tanto, hay que cumplir en tres sentidos: la condición que me pusieron ya no existe, entonces tienen que trabajar. Además, que para eso les paga el pueblo hondureño".

Y tercero -agregó- es un tema de solidaridad con el ser humano que no se le puede negar la atención médica a la persona que sufre, que necesita atención.

Hernández aseguró que está impresionado de la respuesta de la gran mayoría de los docentes, los médicos, el sector salud y sectores en general, que cómo quieren contribuir a mejorar la salud y la educación del país.

Señaló que al final este tema no solo es de médicos, maestros y el Gobierno, sino que es de todos los hondureños, por lo que "todos tenemos que trabajar en eso".

El presidente Hernández aseveró que el Estado tiene que garantizar la atención a la salud y si alguien no quiere trabajar, y alguien más lo quiere hacer, pues habrá que recibirlos.

Por ejemplo, apuntó, "ya teníamos personal de Fuerzas Armadas atendiendo en las zonas más críticas y también ya se había procedido a contratar o están en proceso de contratación más enfermeras y también médicos, pero esperemos que todo se normalice".

Finalizó diciendo que "siempre vamos a necesitar más médicos y más maestros, siempre lo dijimos".