Yamaranguila, (Intibucá). Como "un bonito y productivo proyecto, que ayuda a trabajar a las familias unidas", calificó doña Malina Pérez la entrega de beneficios del Programa Presidencial de Especies Menores que realizó la primera dama, Ana García de Hernández, en representación del presidente Juan Orlando Hernández en el municipio de Yamarangüila, Intibucá.

Doña Malinita, como la conocen en su comunidad, es una mujer dedicada a su familia y hogar, quien junto a su esposo, Javier Orellana Bautista, y sus seis hijos, luchan día a día por salir adelante mediante la siembra y cosecha de café y ahora con la crianza de una cerda parendera que le otorgó el programa.

"No sé cómo agradecer por lo que ha hecho por mí y mi familia; ojalá que más personas y más familias tengan esta oportunidad que el Gobierno nos está dando", expresó doña Malina, quien coordina la Federación Hondureña de Mujeres Campesinas en Intibucá.

Por su parte, Jovita Molina Reyes, una madre soltera que fue beneficiada con la entrega de 14 gallinas ponedoras y un gallo, que a la fecha ya le han generado ingresos económicos con la venta de huevos a sus vecinos.

"Estoy muy agradecida con la primera dama y el presidente Juan Orlando, por brindarnos este tipo de ayudas que nos impulsa a ser mejores emprendedoras y llevar dinero a nuestras casas", expresó Jovita.

Justicia social

La esposa del mandatario hondureño, Ana García de Hernández, en su visita a las familias intibucanas de Yamaranguila, aseguró que el programa Vida Mejor continuará llegando a miles de hogares y familias en condiciones difíciles para cambiar su estilo y nivel de vida.

Agradeció a las mujeres que fueron beneficiadas, por confiar en los proyectos que impulsa el Gobierno del presidente Hernández y las motivó a ser ejemplo e inspirar a las demás familias para que continúen el pase de los beneficios a los demás hogares.

"Hay familias que han sido beneficiadas con algún tipo o especie de animal de crianza para que lo reproduzcan y hasta para su propio consumo", agregó la primera dama, que explicó que se utiliza el sistema de rotación de crías para que nuevas familias se vayan incorporando al proyecto y se vayan beneficiando del mismo.

Seguridad alimentaria

El objetivo de este proyecto es mejorar las condiciones de vida de los participantes en las áreas rurales, dando oportunidad de que al recibir estos beneficios puedan mejorar la seguridad alimentaria nutricional, detalló el coordinador del Programa de Agricultura Familiar de Especies Menores en Intibucá, Roberto Rodríguez.

En la actualidad, el proyecto de Especies Menores para una Vida Mejor está beneficiando a más de 400 familias de los municipios de La Esperanza, Yamaranguila y Jesús de Otoro en el departamento de Intibucá.

Sin embargo, según explicó Rodríguez, el programa se irá expandiendo a otros municipios lencas, con el fin de contribuir con la seguridad alimentaria de miles de familias intibucanas.

Datos

El Programa Presidencial de Especies Menores, al igual que en Intibucá, entregará este mes más de 200 proyectos en los departamentos de Olancho y Lempira, con una inversión que ronda los seis millones de lempiras.