Tegucigalpa, 11 de noviembre. De abril de 2018 al cierre de 2019, el Gobierno proyecta que más de 4.800 familias obtengan vivienda clase media con créditos a tasa preferencial, mediante una inversión de fondos públicos de más de 5.600 millones de lempiras, informó el comisionado presidente de la Comisión Nacional de Vivienda y Asentamientos Humanos de Honduras (Convivienda), Sergio Amaya.

Según Amaya, la inversión al cierre de año comprende un periodo de 18 meses, su ejecución se realiza mediante, una tasa preferencial del 8,7 por ciento, en la que el Gobierno subsidia el 3,3 por ciento mediante el programa El Sueño de Ser Dueño, por lo que las familias beneficiadas pagan cuotas más bajas.

Los financiamientos son otorgados a través del Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi), quien administra el fideicomiso y coloca en la banca de primer y segundo piso los fondos para el otorgamiento de créditos.

Mediante estas iniciativas del Gobierno los desarrolladores de viviendas clase media se han visto beneficiados con el incremento de sus ventas de forma sustancial, que solo en el primer semestre del año superaron al promedio de sus ventas anuales, afirman las autoridades.

“En esta segunda etapa que hemos iniciado en agosto del presente año hemos atendido y seguiremos atendiendo a muchas familias de este sector de la clase media. Tenemos una proyección que al 31 de diciembre de 2019 vamos a llegar en la totalidad, desde el inicio de este programa, a 4.800 viviendas construidas con una inversión global de 5.600 millones de lempiras “, reiteró Amaya.

Debido al éxito, el programa El Sueño de Ser Dueño fue relanzado por el presidente Juan Orlando Hernández el 12 de agosto del presente año. El mandatario puso a disposición a través de Banhprovi 1.200 millones de lempiras para seguir impulsando el financiamiento de viviendas clase media dinamizando además la industria de la construcción, aseguró Amaya.

“El programa clase media en su primera etapa inicia en abril de 2018 al 31 de julio de 2019; durante este periodo de tiempo se logró la construcción de aproximadamente 3.730 viviendas generando una inversión de 4.200 millones de lempiras”, detalló el comisionado presidente de Convivienda.

“Desde el inicio de su gestión el Presidente creó una serie de condiciones y programas de viviendas que han hecho posible la realidad de muchas familias de poseer una casa, mediante la obtención de condiciones sumamente favorables orientadas a 3 segmentos de la población, con la donación de vivienda vida mejor, la vivienda social para familias con ingresos de hasta 4 salarios mínimos, con viviendas que oscilan en los 350.000 a 850.000 lempiras, facilitándoles el acceso a través de bonos de vivienda y tasa a 20 años plazo del 9.7% y la clase media con una tasa subsidiada del 8,7%, para viviendas que pueden costar por el orden de hasta 2,5 millones de lempiras”, destacó el funcionario.

Vivienda social

“Estamos buscando una serie de programas que pueden llegar a todos los segmentos de las familias y poder llegar así cada vez más a ellas”, enfatizó Amaya.

El funcionario aseguró que desde 2015 a la fecha, también se han creado programas de viviendas sociales para familias con ingresos hasta cuatro salarios mínimos, entregando 12,200 viviendas a igual número de familias, quienes recibieron un bono de vivienda que en la actualidad oscila entre los 95,000.00 a 250,000.00 lempiras, para la adquisición de casas por un monto de 350,000.00 a 850,000.00 lempiras a una tasa de interés del 9.7 % a 20 años plazos.

Según las autoridades de Convivienda también el gobierno a la fecha otorgó 10 mil bonos ( en la actualidad es de 103,000.00 lempiras) a igual número de familias beneficiadas con una “Vivienda de Vida Mejor”, bajo este programa los beneficiarios únicamente aportan la mano de obra no calificada para la construcción de su nuevo hogar.

Mediante todos los programas de vivienda, la institución reporta que desde su creación más de 26, 100 familias han sido favorecidas por las políticas de gobierno de facilitar la adquisición de una vivienda, reduciendo el déficit habitacional del país y mejorando la calidad de vida de miles de familias.

Gobierno tiene política definida en vivienda

Amaya recordó que “el sector realmente se encontraba en una gran dispersión institucional. Lo que hizo el Presidente al crear la Comisión Nacional de Vivienda fue realmente generar una sola institución que pudiera rectorar todo el sector y tener una sola política estatal, una sola institución donde todas las personas puedan converger en los intereses de tener una vivienda”.

Explicó que la idea fue integrar “tanto la oferta constructiva como el sistema financiero y que también se tuviera una institución que fuera referente de las políticas públicas de viviendas, especialmente en la construcción de viviendas masivas y en el financiamiento masivo de vivienda de interés social como de clase media”.

“El aporte del sector privado es importante, en vista de que lo que hace el Gobierno es facilitar las condiciones para que el sector privado pueda invertir en estas familias, en diferentes proyectos, y que obtengan una vivienda en condiciones aceptables.

“El Estado al final no construye, como lo dije anteriormente; facilita y crea las condiciones para que el sector privado tenga incentivos y pueda invertir con sus propios recursos “, apuntó Amaya.

Miles de empleos

El comisionado presidente de Convivienda destacó que, además de la millonaria inversión pública que facilita a las familias la obtención de una vivienda, no solo se dinamizó el sector constructor de vivienda, sino que entre los beneficios directos resaltó la generación de miles de empleos.

“Dentro de todos los programas que Convivienda impulsa tanto para clase media y social, que involucra a aquellas familias de menores ingresos, esperamos y tenemos una expectativa de haber generado entre 45.000 a 48.000 empleos directos e indirectos”, resaltó Amaya.

Ley Marco de Vivienda dinamizará al sector

Recientemente, la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico) planteó algunas demandas, entre ellas la aprobación de la Ley Marco del Sector Vivienda, una iniciativa impulsada por el Poder Ejecutivo con el fin de facilitar a las familias la obtención de una vivienda digna, con facilidades de financiamiento y que tenga como efecto dinamizar la economía del país.

Al respecto, Amaya exteriorizó que “dentro de los planteamientos que propone la Chico nos parece que en el caso de la Ley Marco del Sector Vivienda y Asentamientos Humanos ya se cuenta con un proyecto de ley, que ya está en el Congreso Nacional, donde se está ya en el tercer y último debate de esta ley para ser aprobada”.

“Estamos ya haciendo las acciones necesarias para que esta ley pueda realmente quedar aprobada este año 2019 y de esta forma podamos realmente garantizar la continuidad de los programas, y no importa en qué Gobierno estemos, estos programas y los recursos quedarían en forma permanente generando una sostenibilidad del sector”, señalo el comisionado presidente de Convivienda.

En relación a otra exigencia de la Chico, como es la simplificación de trámites para mejorar el clima de negocios, Amaya aseguró que “otra acción importante que podemos hacer en relación a lo que plantea la Chico sería la creación de una ventanilla única de la construcción; esta es una metodología y una instancia que estamos trabajando por instrucciones del señor presidente Hernández y la designada presidencial María Antonia Rivera, de poder crear unas ventanillas regionales”.

Se trata, explicó, de “ventanillas regionales para que cualquier inversionista, ya sea de la construcción, de obras de cualquier tipo, pueda ahí en el mismo lugar obtener sus permisos de forma expedita y acorte los tiempos para iniciar sus obras de construcción”.

Amaya resaltó que la industria de la construcción de vivienda “se ha mantenido y ha crecido” en los últimos años debido a las políticas impulsadas por el Gobierno del presidente Hernández.

“En las últimas reuniones con los bancos y los constructores se nos informó que ahora los bancos ya tienen una presa, que van a desembolsar a diciembre 1.400 millones de lempiras, que son préstamos que ya están en proceso, que ya los están manejando”, anunció Amaya sobre la información consolidada de nuevos préstamos aprobados.

El comisionado presidente de Convivienda adelantó que “casualmente ellos me van a mandar una nota, los de la Asociación Hondureña de Instituciones Bancarias (Ahiba), donde ellos más bien solicitan que nosotros tenemos que darles más fondos, porque están hablando de 1.600 millones de lempiras al 31 de enero 2020; esto comprende lo que resta del año 2019 a enero de 2020 solo en financiamientos nuevos”.